Una aleación es una combinación de propiedades metálicas, que está compuesta de dos o más elementos metálicos sólidos.

Por lo tanto, el aluminio no es solo aluminio, existen cientos de aleaciones distintas y si su producto necesita una en concreto.

El aluminio puro es relativamente blando, por lo cual para evitar esto se añaden otros elementos al aluminio puro que da como resultado una aleación. La mayor parte del aluminio que llega al mercado forma parte de una aleación, como mínimo con otro elemento.

El aluminio adquiere distintas propiedades dependiendo de qué elementos se mezclan en la aleación. Por esta razón, la elección de la aleación es muy importante y para ello se deben tener en cuenta los requisitos del producto, entre ellos:

  • Dureza.
  • Formabilidad.
  • Presupuesto.
  • Acabado de superficie.
  • Aptitud para un acabado decorativo.
  • Resistencia a la corrosión.

A veces es buena idea optar por una aleación con menor dureza, pero con mejor formabilidad, esto ayuda a optimizar costes.

Algunas aleaciones de aluminio que podemos utilizar son las siguientes:

Aleación 1050

Esta aleación no tratable con calor se suele utilizar en aplicaciones de transmisión de calor para los sectores automovilístico y HVACR, y en el sector eléctrico. La aleación 1050 tiene buena resistencia a la corrosión y una mayor conductividad térmica que otras aleaciones.

Aleación 1050

Aleaciones 3003/3103

Estas aleaciones no tratables con calor presentan buena resistencia a la corrosión, operabilidad y soldabilidad. Las aleaciones 3003/3103 desarrollan su fortalecimiento únicamente a partir del funcionamiento en frío, y se suelen usar en los sectores automovilístico y HVACR. Ofrecen buena resistencia a la corrosión, y mejores propiedades mecánicas que las de las aleaciones de la serie 1xxx. Entre sus aplicaciones están los radiadores de coches y los evaporadores de sistemas de aire acondicionado.

Aleaciones 3003/3103

Aleación 5083

Esta aleación es más fácil de soldar que las aleaciones de la serie 6xxx, y es más predecible en cuanto a su dureza post-soldadura. La aleación 5083 tiene una excelente resistencia a la corrosión en entornos de agua salada, siendo por tanto el material preferido para estructuras de casco de embarcación.

Aleación 6060

El uso más frecuente de esta aleación es con aplicaciones que requieren un acabado de máxima calidad y en las que la dureza no es un factor crucial. Entre las aplicaciones que utilizan la aleación 6060 están los marcos de cuadros y el mobiliario de alta gama.

Aleación 6060

Aleación 6061

Esta aleación de magnesio y silicio es la opción ideal cuando se necesita una soldadura, tanto fuerte como normal. Presenta una gran fuerza y dureza estructurales, buena resistencia a la corrosión y buenas características de mecanizado. La aleación 6061 se utiliza muchísimo como material de construcción, sobre todo en la fabricación de componentes de aviones, barcos y automóviles.

Aleación 6063

Esta conocida aleación entra en la categoría de aleaciones tratables con calor. La 6063 tiene una estructura de grano más fina que la de la 6061, y es la que mejor aspecto visual presenta tras el anodizado. Es muy resistente a la corrosión, y presentan una gran operabilidad y soldabilidad. Entre sus usos más habituales están los tubos cilíndricos, la conducción en buses eléctricos y las aplicaciones arquitectónicas en general.

Aleación 6082

Esta aleación no es adecuada para anodizados decorativos, pero no hay duda de que es una gran opción para componentes de construcción y estructurales muy fuertes. Entre las aplicaciones de la aleación 6082 encontramos perfiles de remolque para camiones, y también suelos.

Aleación 7108

La aleación 7108 es muy fuerte y tiene una buena resistencia a la fatiga; sin embargo, su extruibilidad y su formabilidad son limitadas. Es susceptible a corrosión bajo tensión en zonas sometidas a altas tensiones. La soldadura debe llevarse a cabo únicamente en zonas en las que la carga es más baja. Sus aplicaciones típicas son estructuras para aplicaciones de construcción y transporte, en las que se necesita mucha fuerza. Es un material apto para anodizados con fines protectores.